Entrada destacada

MMS, Timo o verdad

MMS  TIMO O VERDAD
Jim Humble descubrió el Dióxido de Cloro de casualidad en 1996, como medida de urgencia para purificar el agua. Se encontraba buscando oro en la selva de la Guayana cuando él y sus compañeros contrajeron la malaria. Sorprendentemente se curaron y fue entonces cuando comenzó a investigar los procesos bioquímicos que habían tenido lugar. Un par de años después desarrolló la fórmula definitiva del MMS, que combinaba el Clorito Sódico diluido a un 28% en agua con un activador en forma de ácido débil (vinagre, limón o ácido cítrico) que potenciaba enormemente la generación del gas Dióxido de Cloro.
Al ser un remedio que no se puede patentar y de costo barato, las farmacéuticas no le han puesto fácil la expansión y divulgación de su hallazgo. Incluso en algunos países como África y Sudamérica han amenazado a las autoridades con retirar una campaña de vacunación o medicamentos básicos, si el MMS era utilizado. A pesar de esto, algunos científicos se han interesado por las pro…

Amar en el País de Nunca Jamás


Antes de embarcarnos en una relación de pareja deberíamos tener en cuenta una serie de factores que nos ayuden a hacer de ésta una relación duradera, feliz y enriquecedora.

Además del amor, la conexión, etc. observa si tu pareja tiene alguno de estos síntomas. No quiere decir que tengas que dejarla pero si quieres que sea duradera, tomar conciencia y hacer que el otro tome conciencia y se trate, facilitará que el proyecto común llegue a buen puerto.

Dan Kiley fue el pionero en acuñar el síndrome de Peter Pan como el conjunto de características que sufre una persona que no sabe o no quiere aceptar las obligaciones propias de la edad adulta. Es un síndrome conocido hoy en día. Suele afectar más a hombres que a mujeres; sin embargo, ambos sexos pueden presentar los mismos síntomas.


¿Cómo puedes identificar si tu pareja es un Peter Pan?


- Irresponsabilidad: a pesar de adoptar el rol de hombre o mujer maduro/a su comportamiento real es pueril (no te fijes en lo que dice si no en lo que hace).

- Terror al compromiso

- Ansiedad: son incapaces de tomar decisiones por si mismos.

- Soledad: necesitan ser aceptados por los demás de forma apremiante.

- Narcisismo: Quieren satisfacer su propio ego. Les cuesta hacer algo por los demás.

- Machismo: Sólo piensan en lo cansados que están debido a su trabajo, sin tener en cuenta el de su pareja. No cooperan en las tareas del hogar e imponen sus normas.

- Conflicto con la sexualidad y su pareja: semejante “agotamiento” y obsesión por su trabajo puede provocar que su libido esté por los suelos. En otros casos, su búsqueda desesperada de afecto puede llevarles a una infidelidad compulsiva.

- Nostalgia enfermiza: al llegar a cierta edad y haber acumulado fracasos, el o la Peter Pan echa de menos su libertad y su juventud. En ese momento puede abandonarlo todo para intentar revivir esa segunda juventud. Recupera la rebeldía de la adolescencia así como las ideas e ilusiones de la juventud. Los resultados suelen ser decepcionantes y muy destructivos.



¿Y qué ocurre con los Simones?


El síndrome de Simón es un individuo soltero de unos 30 años inmaduro, obsesionado con el trabajo y narcisista. Vive en casa de sus padres y, cuando sale con una chica (el 90% de los Simones son hombres) y la chica le plantea algo más él sufre taquicardia, angustia y ansiedad (por el miedo a comprometerse).

Si el Simón ha cumplido los 50 años entonces tenemos el síndrome del último tren. En estos casos el hombre le dice a su mujer “te quiero mucho pero no estoy enamorado de ti y soy tan sincero que necesito una mujer 20 años más joven que tu”. Son hombres de un nivel adquisitivo medio-alto y con un manual de conquista claro. Son cínicos, manipuladores y hábiles con la palabra, deseosos de la eterna juventud en la conquista.


¿Cómo puedes identificar si tu pareja es un Simón?

- Soltero: muchos de los chicos se pavonean de su soltería como si se tratara de un desfile de moda para que la chica puje para llevarse el trofeo.

- Inmaduro: el Simón puede ser muy maduro profesionalmente pero que no tiene madurez emocional. No sabe dar ni recibir amor y, sobre todo, no sabe cómo mantenerlo.

- Obsesionado con ganar dinero y con el éxito.

- Obsesionado con el cuerpo: pueden desarrollar un fobia a su cuerpo que intentan solucionar con cirujía estética.

- Narcisista: tiene un amor y una preocupación por sí mismo que vive camuflada en una autoestima exagerada. Llegando a creerse en ocasiones superior a los demás.


3 claves contra la inmadurez en el amor


1. Mira tu relación con visión larga de la jugada, como un camino de subidas y bajadas. La vida es así.

2. Ante un capricho, piensa cómo será esa persona en 20 o 30 años. Y no olvides que una pareja unida durante años es la consecuencia de un trabajo diario esmerado de pactos y acuerdos.

3. Valora los aspectos psicológicos y emocionales que se ganan con la edad. Dale valor a las virtudes de la persona que está a tu lado.


Comentarios