Entrada destacada

MMS, Timo o verdad

MMS  TIMO O VERDAD
Jim Humble descubrió el Dióxido de Cloro de casualidad en 1996, como medida de urgencia para purificar el agua. Se encontraba buscando oro en la selva de la Guayana cuando él y sus compañeros contrajeron la malaria. Sorprendentemente se curaron y fue entonces cuando comenzó a investigar los procesos bioquímicos que habían tenido lugar. Un par de años después desarrolló la fórmula definitiva del MMS, que combinaba el Clorito Sódico diluido a un 28% en agua con un activador en forma de ácido débil (vinagre, limón o ácido cítrico) que potenciaba enormemente la generación del gas Dióxido de Cloro.
Al ser un remedio que no se puede patentar y de costo barato, las farmacéuticas no le han puesto fácil la expansión y divulgación de su hallazgo. Incluso en algunos países como África y Sudamérica han amenazado a las autoridades con retirar una campaña de vacunación o medicamentos básicos, si el MMS era utilizado. A pesar de esto, algunos científicos se han interesado por las pro…

Cómo abordar las emociones



Cuál es la visión sintergética de las emociones?

La sintergética surgió de un médico colombiano, el dr. Carvajal. Bajo este paradigma científico se ve la emoción como el ingeniero de nuestra biología. Es decir, existe una red que une nuestra mente, cuerpo y emoción. Esta red cuenta con 70 moléculas que son los neuropéptidos que se secretan en el sistema central. Un péptido es una pequeña secuencia de aminoácidos, como por ejemplo, las proteínas, conocidas por todos. Esta red cuenta con unos receptores que están repartidos por todo el cuerpo, en nuestro tejido óseo, digestivo, las glándulas endocrinas, de manera que la reacción emocional via red de neuropéptidos involucra a la totalidad del organismo. El cuerpo en su conjunto responde, reacciona a la emoción. Cuando uno está triste, todo está triste, el corazón esta triste, el metabolismo, el sistema inmune...
 
Así pues el abordaje terapéutico tratará de equilibrar con aminoácidos, vitaminas, oligoelementos, etc. el terreno físico.
Pero para alcanzar el bienestar tan ansiado por todos necesitamos más….

Que nos aporta la kinesiologia?

En kinesiología del comportamiento, que es la rama más emocional, la emoción tiene que ver con la energía. E-motion literalmente es energía  en movimiento y en ese sentido todas las emociones son positivas. Son una estrategia de supervivencia. Así como tenemos una inteligencia cognitiva, tenemos una inteligencia emocional.  Las emociones determinan si estamos rojos de enfado, verdes de rabia o blancos de miedo. Además, según el órgano o la zona afectada podemos averiguar la emoción que le corresponde. El miedo afecta a los riñones, el resentimiento al hígado, la falta de autoestima a los huesos...
En medicina china corazón, mente e intestinos están fuertemente unidos. De los intestinos depende también nuestra felicidad ya que se produce la serotonina, imprescindible para nuestro buen humor. 

Las emociones son la paleta de colores con la que pintamos nuestra vida.  Por eso todas las emociones son necesarias. Debemos saber gestionarlas y dejarlas fluir y sobre todo, elegir el colorido con el que queremos desarrollar nuestro potencial de vida.
 ¿Cómo quiero pintar el cuadro de mi vida? Ésto es vivir plenamente y con consciencia. Mis clientes pueden estar viviendo momentos negros y grises cuando llegan a mi consulta pero se trata de que aprendan a recuperar su poder de elección y marchen con un bonito sol pintado.



Que es más importante a tratar entonces, el cuerpo o la emoción?

A nivel general, si imaginamos que la salud es un triángulo equilátero. En la base está el plano físico-químico y en los otros dos lados, el plano emocional y el mental. Una persona que tenga problemas emocionales es más fácil equilibrarla siempre desde los otros dos lados, es decir, en este caso sería  el lado físico- químico o el mental.
Pero eso no quiere decir que uno sea más importante que otro. La ciencia de la felicidad tiene que ver con la gestión de nuestras emociones y ésto es imposible sin un cuerpo sano. La dirección es recíproca. Fíjate que en el corazón hay más conexiones neuronales hacia la mente que al contrario. Podríamos decir que fisiológicamente estamos diseñados para sentir nuestros pensamientos. Ésta es una  reflexión con la que podríamos quedarnos en una sociedad en la que se le ha dado tanto valor a lo mental. Nuestro corazón, nuestros sentimientos, gobiernan nuestra mente y no al revés como nos han hecho creer.

Comentarios