Datos personales

viernes, 3 de marzo de 2017

RE-ESTRUCTURACIÓN CORPORAL


TALLER DE LA ALEGRÍA 
El cuerpo y la mente son funcionalmente idénticos. Es decir, lo que sucede en la mente refleja lo que está pasando en el cuerpo y a la inversa, lo que ocurre en el cuerpo nos está hablando del tipo de pensamientos que tenemos, llegando incluso a modificar a éstos.
Son dos lenguajes complementarios y diferentes. La mente se expresa a través de los pensamientos y el cuerpo de los sentimientos.
Estamos acostumbrados a manejarnos con la mente. Todo en la sociedad actual es mente. Desde pequeños nos enseñan a funcionar así y ser "mentales" es digno de elogio. Y el cuerpo, que son sentimientos, queda relegado a un segundo plano o  incluso es totalmente olvidado.
En nuestro día a día, acumulamos tensión. El estrés no deja que nos paremos a observar qué mala postura me produjo aquella mala noticia. Por no hablar de esa entrevista de trabajo o aquél exámen que me "encogió" de la ansiedad que me produjo.
La rigidez o la tensión crónica disminuyen nuestra viveza y energía. Por eso, cuando una persona está deprimida, con un nivel energético bajo es imposible que salga de la depresión sólo con pensamientos positivos. Necesitas activar las funciones vitales con respiraciones profundas y descargando los sentimientos.
Los ejercicios realizados con conciencia te ayudan a obtener un mayor dominio de ti mismo, a aumentar el tono vital. Colocas tu atención (la mente) en el movimiento, en las sensaciones que se liberan, permitiendo que la sabiduría del cuerpo encuentre su equilibrio. De este modo, eliminas dolores físicos y emocionales. Recuperas tu poder personal.
Está demostrado científicamente que nuestra postura condiciona nuestra conducta. Es más, modifica nuestras hormonas.
La testosterona, conocida como "la hormona de la dominación" o "la hormona de la asertividad", está relacionada con la conducta dominante en humanos y animales. Nos incita a ser competitivos, asertivos y mantener un estatus dominante.
El cortisol, es la hormona encargada de responder a factores estresantes físicos, como correr y a factores estresantes psicológicos, como estar nervioso. Su función principal es movilizar  la energía aumentando el azúcar en sangre y ayudando a movilizar las grasas, las proteínas y los hidratos de carbono. Investigadores de la Universidad de Harvard relacionaron el estrés y el poder.
Las conclusiones de estos estudios y muchos otros correlacionaron positivamente que la postura, si es expansiva y de poder aumenta los niveles de testosterona y baja los de cortisol. Por tanto, las posturas expansivas (como las que realizan los atletas cuando ganan) reducen la ansiedad y nos ayudan a manejar el estrés.
John Riskind descubrió que "los individuos que encorvan la espalda ante una amenza expresan verbalmente un mayor estrés que los que mantienen posturas relajadas".

También modular la voz es importante. Cuando nos sentimos poderosos nuestra voz se modula de forma más grave. Hablamos pausadamente. Sentimos que merecemos el tiempo que empleamos en hablar. Nos sentimos más seguros y eficientes.

Ayudarnos de la música potencia éstos efectos. Estudios recientes de la Universidad de Berlín demuestran que la música altera nuestro estado emocional y es lo único que hace que todas las partes del cerebro se activen. En muchos centros se están tratando con música depresiones y trastornos de ansiedad.

Expandir tu lenguaje corporal, con la música, los movimientos y las palabras, 
te hace sentir más seguro y poderoso, menos ansioso y más  positivo. 

Y, para ayudarte a conseguirlo, nos hemos reunido en el Taller de la alegría la actriz, Montse Péres, el músico y profesor José Luis Sánchez y yo.


RE-ESTRUCTURACIÓN CORPORAL
El arte de devolver a nuestro cuerpo su estructura vital

 Trabajamos diferentes técnicas para conectar con la alegría en nuestra vida:

-Cambiar de papel para darle la vuelta a una situación: Montse te enseñará cómo cambiar tu rol en situaciones que nos alejan de la alegría, interpretando distintos personajes en el camino hacia las emociones conscientes y, a su vez, a modular el tono y cadencia de tu voz.

-La música como herramienta para cambiar nuestro estado de ánimo. “La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo”. José Luis viajará contigo activando las emociones a través de la música para instalar las sensaciones de paz y alegría que te acompañarán en tu día a día.


-El movimiento para desbloquear las emociones.  Trabajar el cuerpo con sencillos movimientos para liberar emociones estancadas y dar paso al gozo y el placer de vivir.


Olot. Sábado 18 de marzo, de 16h30 a 20h30. Cabanya del Bosc. Mas Garganta.

Barcelona. Domingo 9 de abril, de 10h a 14h. Carrer Coroleu. Sant Andreu.

Reservas e información: 615 95 80 15