La depresión

El diagnóstico de depresión consiste en una agrupación variada y amplia de síntomas: estado de ánimo o pérdida de la sensación placentera de la mayoría de las actividades. Los síntomas depresivos están frecuentemente acompañados de síntomas de ansiedad.

Se suelen utilizar 10 síntomas depresivos reunidos en cuatro grupos:

-No depresivos (menos de 4 sintomas)
-Depresión leve (4 síntomas)
-Depresión moderada (5-6 síntomas)
-Depresión severa (más de 7 síntomas con o sin síntomas psicóticos)
Estos síntomas deben estar presentes más de 1 mes y cada síntoma debe estar presente en la mayor parte de cada dia. Serían lo siguientes:
-Pérdida o ganancia de peso significativa.
-Insomnio o hipersomnia.
-Agitación o retardo psicomotor
-Fatiga o pérdida de energía
-Exceso de culpa o baja autoestima
-Disminución de la habilidad para pensar o tomar decisiones.
-Pensamientos o acciones recurrentes de muerte o suicidio.
El tratamiento de la depresión es complejo ya que se trata de intervenciones individuales y sociales. En el año 2001 constituyó la segunda causa de incapacidad laboral.
La depresión es un problema mayor de salud mental y produce gran incapacidad funcional y ocupacional con una gran morbi-mortalidad. Se predice que para el año 2020 será la causa mundial más importante de discapacidades. Los estudios epidemiológicos muestran que cerca de un 9-20% de la población se verá afectada en algún momento de su vida. La depresión es un desorden recurrente y cada episodio adicional aumenta la probabilidad de aparición de episodios subsecuentes con mayor rapidez. El riesgo de recurrencia es estimado en un 50% después del primer episodio, 80-90% después del segundo episodio y más del 90% después del tercer episodio….
La depresión es un factor común de algunas otras enfermedades como por ejemplo el cáncer (25-38%), diabetes (24%) y enfermedad arterial coronaria (17%) entre otros.
La complicación más seria de la depresión es el suicidio. El riesgo, en comparación con otros diagnósticos, es 41 veces mayor.
Ante tales cifras ¿a qué esperamos para solucionarlo, para ir al origen que causó la primera depresión y disolverlo? Tenemos que enfrentar nuestra situación, nuestros hábitos y pensamientos y mirar de cambiar las situaciones que nos provocan malestar o estrés, para poder convivir con ellas en armonía. A veces se trata de mirar el conjunto de nuestra vida desde otra perspectiva, desde un nuevo ángulo de visión. Además, el paciente con depresión necesita confiar nuevamente en sí mismo, en reconocer sus valores y que es capaz de cuidar de sí mismo, que es responsable de su vida y que puede disfrutar de ella.  Para ello tenemos técnicas tan eficaces como la kinesiología psicoenergética, la meditación guiada, la Gestal , ejercicios estructurados y supervisados….  
Es fundamental la guía de un terapeuta y el apoyo familiar y de amigos, con el fin de crear un trampolín que ayude al paciente depresivo a crear su proyecto de vida, a crear nuevamente sus ilusiones y se convierta en su meta final.
No debemos olvidar que en la depresión también hay  desequilibrios de ciertos neurotransmisores. Sobre todo si se trata de depresiones graves, en este caso la primera etapa se basa casi exclusivamente en la administración de medicamentos que compensen el balance químico. En el mercado existen numerosos tipos de drogas para este cometido, no obstante los efectos secundarios son mayores que los beneficios que aportan.
Si usted ya está tomando medicamentos antidepresivos y quiere suspender el tratamiento, debe consultar a su médico la mejor forma de hacerlo. Si  son tricíclicos como la Fluoxetina se puede hacer más rápidamente que con las diacepinas, por ejemplo. Los síntomas que se pueden presentar al disminuir la dosis pueden ser mareos, nauseas, parestesias, ansiedad y cefalea.
Distintos estudios han detectado bajos niveles de varias vitaminas B (B6, ácido fólico, B12, etc) en pacientes afectados de depresión. La suplementación de ácido fólico ha demostrado mejorar la respuesta al tratamiento con antidepresivos convencionales. La suplementación con un complejo de vitamina B puede ser beneficiosa también para los celíacos adultos que permanezcan deprimidos después de la retirada del gluten.
También contamos con los ácidos omega-3, una suplementación a largo plazo de omega-3 reduce la severidad de los síntomas de depresión, pudiendo tomarlos conjuntamente con los fármacos antidepresivos.
Entre los remedios naturales, podemos beneficiarnos de:
-Raiz de San Juan o hypericum perforatum: inhibe la recaptura de la serotonina, norepirefrina y domina a nivel sináptico. Su acción es similar a los antidepresivos tradicionales y los efectos adversos son menos que con los antidepresivos tricíclicos. Hay que tener en cuenta que puede interactuar con otros medicamentos como las ciclosporinas, tacrolimus, warfarina, digoxina, teofilina, anticonvulsionantes y contraceptivos orales, algunas drogas usadas en quimioterapia…
Sus resultados comienzan a notarse después de 3 a 6 semanas de tratamiento.

-Fenilalanina: es un aminoácido esencial precursor de de los neurotransmisores catecolaminérgicos. La Fenilalanina produce efectos tan buenos como la Imipramina.
No debe utilizarse junto a otros fármacos inhibidores de la Mao ni en personas fenilcetonúricas.

-Triptófano: aminoácido esencial generador del neurotransmisor  Serotonina (presursor de la Melatonina). Para que actúe sobre el sistema nervioso es importante tomarlo alejado de las comidas. El L-5-hidroxitriptofano es la forma más eficaz.
No debe utilizarse junto con otros antidepresivos, sobre todo la  dapoxetina,fenelzina…, hasta pasados 7 dias de su total suspensión.


-Ginkgo biloba: Ejerce unos buenos efectos antidepresivos, especialmente en los pacientes mayores de cincuenta años. El extracto de Ginkgo biloba se puede emplear simultáneamente con antidepresivos estándar, pudiendo intensificar su eficacia.
No es aconsejable en personas que estén tomado fármacos anticoagulantes.

-La Kava : Efectiva en los casos de depresión con ansiedad. Como remedio contra la ansiedad, la raíz de Kava ha producido alivio comparable al de medicamentos como el Valium pero sin los efectos secundarios de éstos. 
En dosis muy elevadas puede causar un estado de intoxicación similar al del alcohol. Se afectan el razonamiento y la coordinación y los ojos pueden enrojecer. No se debe usar conjuntamente con alcohol, otros tranquilizantes o antidepresivos. Intensifica los efectos sedantes de otros medicamentos. Esta planta no debe usarse en personas que padezcan de problemas hepáticos, con Parkinson o durante el embarazo o la lactancia

-Damiana:  Es una planta tónica que restablece el equilibrio del sistema nervioso y permite asumir con mayor entereza los problemas de la vida cotidiana. Por sus propiedades estimulantes y restauradora es útil en los casos en que la depresión se presenta acompañada por una fuerte ansiedad. Tambien es muy útil para combatir el insomnio.

- Pachuli: MConsiderado un antidepresivo suave que puede ayudar en determinados síntomas de abatimiento y debilidad general. Muy utilizado en aromaterapia por su agradable perfume.

Comentarios